SERVICIOS DE CONTROL DE PLAGAS DE MOSCA BLANCA EN MADRID

banner_control_plaga_mosca_blanca

Las especies más conocidas son Bemisiatabaci, Trialeurodesvaporariorum y Bemisiaargentifolii. Son insectos muy pequeños, de 1,5 milímetros de largo en su estado adulto, cubiertos con un polvo blanco sobre sus alas.

La plaga succiona la savia de la planta, por lo que las hojas toman un color amarillento. También transmiten enfermedades, lo cual repercute en el crecimiento y sanidad de las plantas y afecta su rendimiento. Los daños pueden ser fuertes cuando las poblaciones son elevadas.

Tienen como mínimo 4 generaciones al año según el clima y en invernadero pueden tener más de 10 (1 generación por mes) de ahí su mayor peligrosidad bajo cubierto. Una generación es el tiempo que dura todo el ciclo vital del insecto, es decir, desde que se pone un huevo hasta que muere el adulto.

• Los adultos hacen la puesta de huevos en el envés de las hojas; de ellos salen las larvas y se quedan a vivir allí, en el envés. Cuando se agitan las plantas se puede ver volar una nubecilla de pequeñas mosquitas blancas.

• Les favorece las temperaturas altas y el ambiente húmedo. Es plaga más de verano.

• Los primeros síntomas consisten en el amarilleamiento de las hojas, se decoloran y más adelante, se secan y se caen. Así mismo tiempo, se recubren con una sustacia pegajosa y brillante que es la melaza que excretan los propios insectos. Además sobre esta melaza se asienta el hongo llamado Negrilla (Fumaginas sp.).

Daños:

• El daño lo produce tanto las larvas como los adultos chupando savia. Esto origina una pérdida de vigor de la planta, puesto que está sufriendo daños en sus hojas.

• El otro daño, consiste en el hongo Negrilla o Mangla. La melaza que segregan (un jugo azucarado) es asiento para este hongo, dando mal aspecto estético a las hojas que quedan ennegrecidas y disminuida su función fotosintética.

• Por último, la mosca blanca puede trasmitir virus de una planta a otra.