SERVICIOS DE CONTROL DE PLAGAS DE AVISPAS EN MADRID

banner_avispas

La desinsectación se realiza utilizando las últimas técnicas recomendadas por la legislación vigente.Se intenta siempre utilizar el mínimo posible de insecticida para el control de insectos. Se usan geles y trampas de feromonas sexuales para evitar, cuando es posible, la utilización de productos químicos para el bien de las personas y respetar el medio ambiente.

AVISPA COMÚN (Vespula vulgaris)

Las avispas pueden causar serios problemas dentro y alrededor de nuestros parques, jardines, casa u otras construcciones.

Las avispas, además de ser una plaga molesta, como lo son todas ellas, es una de las más temidas y es que la mayoría de la gente sufre acarofobia, o miedo a la picadura de insectos o a los insectos que pican. La diferencia entre avispas y abejas a la hora de picar, es que las abejas sólo pican cuando se ven atacadas, por ejemplo cuando se las molesta, y además mueren al picar, mientras que las avispas pueden picar varias veces, ante la menor provocación.

Las avispas tienen ciclos biológicos anuales. Construyen sus nidos con un material llamado cartón formado por fibras de madera y secreciones salivales de las avispas hembras. Estos nidos se construyen en muy diversos lugares, desde madrigueras abandonadas de mamíferos, hasta huecos en bloques de cemento de los cimientos.Las reinas son inactivas durante el invierno. Al inicio de la primavera, visitan las superficies de madera y comienzan la construcción del nido. En cada celda va colocando un huevo y después de que éste eclosione, la larva se desarrolla dentro de la celda. La larva es alimentada por la reina con gusanos y otros insectos hasta que pasa a la fase de pupa. Tras una serie de mudas se origina el estado adulto. Las avispas adultas se alimentan de líquidos como néctar y jugos de los insectos.

Después de que las primeras obreras emergen, la reina permanece en el nido y las obreras se dedican a construir el nido y criar las larvas.

Los adultos machos y las hembras fértiles se producen al final del verano o inicio del otoño. Después de aparearse, estas colonias mueren y únicamente las nuevas reinas recién apareadas buscan un lugar para refugiarse durante el invierno.

Las avispas hembras y las trabajadoras pican con su aguijón. El veneno contiene histamina y un factor que disuelve los glóbulos rojos de la sangre.

La picadura de la avispa es muy dolorosa, y en el peor de los casos puede ser fatal para las personas sensibles a ella.

Al contrario que las abejas, pueden picar de forma repetida sin problemas, por lo que son bastante molestas